Ambjørn Snorrinson, hijo del norte. [Muerto]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ambjørn Snorrinson, hijo del norte. [Muerto]

Mensaje por Beiolos el Lun Sep 19, 2016 12:20 am

Ambjørn Snorrinson
Salud: 0/45
Maná: 0/25
Daño (DMG): 12/20
Defensa (DEF): 7
Resistencia (RES): 0
Precisión (PRE): 4
Evasión (EVA): 4
Iniciativa(INI): 0
Dos acciones


Fuerza (FUE): 1+3=4
Agilidad (AGI): 1-1=0
Destreza (DES): 1+4-1=4
Constitución (CON): 1+1+3=5
Intelecto (INT): 1+1=2
Carisma (CAR): 1=1

Nivel: 1
Experiencia: 85/100

Equipo:
Armadura de malla: +4 DEF. 6 táleros, 80 sueldos. -1 AGI  
Lanza de hierro grabada: 8/16 DMG. 60 sueldos. 1 mano
Escudo de madera: +3 DEF. 1 tálero. 1 mano. -1 DES
Hacha (algún día) [Se ve que nunca]

Habilidades rúnicas: Una habilidad rúnica dura tanto como dure el combate. Son potenciadas por la sangre, tanto enemiga como del portador. Es posible grabar los hechizos rúnicos tanto en armas como en armaduras, o incluso en la piel mediante el uso de tatuajes.  Las habilidades rúnicas consumen un elevado coste de maná, a cambio, no pueden fallar.


Runas de armas: 

Cuchilla de Invierno.
De acertar los golpes fisicos, inflige un desangrar de 6 DMG por el resto del combate. Coste: 15 maná.


Runa berserker: 

Alma de Batalla.
Añade dos puntos de daño y cinco de vida al portador. Cada vez que recibe una herida, recupera 5 de vida. Si el daño recibido es menor a 5, recupera la cantidad equivalente Coste: 25 de maná.


Ambjørn Snorrinson, como escaldo, es a la vez bardo y guerrero. Es alto, de un pelo intermedio entre rubio y pelirrojo. Está bien constituido, bastante fuerte, debido sobretodo a su cercana relación con un culto de berserkers de su tierra. Porta siempre la armadura de malla que trae de su casa, y no la cambiará a no ser que encuentre una considerablemente mejor. Es cercano con aquellos en los que confía, pero se mostrará abiertamente hostil si ve algo que no le gusta, y no dudará en empuñar las armas si es necesario. Su repertorio comoe escaldo se basa sobretodo en leyendas locales sobre monstruos, héroes, y dioses, la mayoría de ellas aprendidas en sus viajes.

Hijo menor de una familia noble aversana, nacido en una noche fría en la que los fuegos del conflicto no dejaban ver las estrellas. La guerra mantuvo a su padre fuera de casa, y encontró una figura paternal en uno de los escaldos de su padre, Haynder, que no pudo marchar con los demás por culpa de un accidente que lo dejó lisiado de por vida.
Gracias a que desde muy pequeño demostró gran afinidad por las leyendas natales de su tierra, Haynder le instruyó en música y mitología. Mientras que su hermano mayor fue consagrado a heredar las tierras y el puesto, el fue elegido para ser uno de los escaldos del Hauldr al que servía su padre. Este, pese a no estar muy de acuerdo, y habiendo preferido que su hijo luchara por el puesto de campeón del Hauldr, lo consintió.
Como es costumbre, Ambjørn viajó por todo Aversa. Recorrió caminos y atravesó bosques, cazando para sobrevivir. Visitó todos lo monumentos y ciudades que pudo encontrar, y aprendió todo lo que pudo de los habitantes locales. Cazó en los bosques y compartió su comida con los cazadores, con los que se reunía para narrar leyendas entorno a la lumbre.
Cruzando uno de los bosques más al este, fue asaltado por tres bandidos. Pese a lograr acabar con dos de ellos y hacer huir a un tercero, la tormenta de nieve próxima le obligó a buscar refugio. Acabó llegando a un pequeño poblado, que resultó ser hogar de un clan berserker. Entabló amistad con el jovel lider, y pasaron muchas lunas bebiendo. Les narró muchas de sus historias, y ellos, como agradecimiento, le tatuaron algunas de sus marcas tribales. Le explicaron también, como usarlas, y como le ayudarían en la batalla.
Tras un tiempo, sin embargo, volvió a la aldea de su padre. Trás ser recibido por su familia, narró algunas de sus aventuras, y al celebrar el brindis, uno de sus primos se negó. Resultó ser el hijo de un familiar cercano. Su padre se disculpó, pero Kahnar (el nombre se su primo) siguió insultándolo. Ante esto, se organizó un duelo de honor.

Se enfrentaron  en la arena. Tal y como es obvio, Ambjørn ganó (si no, esta no sería su hsitoria). Sin embargo, se vió obligado a usar la furia de los berserker. Perdió el control de si mismo y lo acabó empalando con su lanza. Aunque una victoria, también fue una deshonra. Fue exiliado hasta lograr una hazaña que le vuelva digno de regresar al clan familiar, y ahora vaga por las tierras de Rutenia, viviendo en el camino y ganandose la vida como mercenario y guardaespaldas, siempre atento a cualquier aventura que le pueda atribuir gloria.



Beiolos

Mensajes : 36
Fecha de inscripción : 29/05/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.